Al tomar decisiones difíciles el cerebro se cansa

Tomar decisiones cansa al cerebro
Tomar decisiones cansa al cerebro

 

 

Se probó que al tomar decisiones difíciles el cerebro se “cansa”.

Científicos de la universidad de California llegaron a la conclusión de que decisiones como cambiar de trabajo, mudarse, divorciarse, y otras de semejante relevancia tienen la capacidad de “agotar” al cerebro. El hecho de decidir implica evaluar, analizar, comparar, y otros procesos mentales que le producen al cerebro un gran desgaste. Es necesario que la persona descanse luego de tomar una decisión, ya que si no lo hace, existe la posibilidad de que las posteriores decisiones no sean las más apropiadas.

En la tesis publicada en la revista Scientific  American de la  Universidad de California, se afirmo: “el cerebro es como un músculo; cuando se agota, se vuelve menos eficaz”.

Decidir algo importante, agota la función ejecutiva de la mente (que incluye a la memoria y a la concentración) y repercute en tareas cognitivas posteriores.

No todas las decisiones poseen una carga emotiva suficiente para cansar al cerebro. Es importante discernir cuando es buen momento para tomar una decisión importante y cuándo no.  

La fatiga mental se puede comprobar en personas que debieron tomar numerosas decisiones de gran significación en un corto plazo.

En cuanto a lo laboral, quienes están expuestos a sufrir en mayor medida el síndrome de desgaste profesional, son las personas que poseen un cargo de gran jerarquía. Especialmente en instituciones docentes o de salud, ya que tomar decisiones en esa situación implican responsabilidad por otros.

Se considera importantes a las decisiones que tienen un significado trascendente emocionalmente. Es decir de las que puede resultar un éxito o un fracaso, perdidas o ganancias, vida o muerte, etc.

“La sensación de cansancio no está solo ligada a la importancia, sino a aquellas decisiones que son más complejas, porque involucran más variables. No es lo mismo evaluar un cambio de trabajo que qué cocinar para la cena”, explica Facundo Manes, director de INECO, y del Instituto de Neurociencias de la Fundación Favaloro.

En Conclusión, tomar decisiones que impliquen un gran esfuerzo mental y emocional para las personas puede provocar un gran desgaste. Hay cosas que pueden ayudar al cerebro a relajarse, por ejemplo: después de decidir algo, es de gran importancia realizar una actividad que involucre procesos bien diferentes a los que están involucrados en esa toma de decisiones (actividad física, diversión, alimentación variada, etc.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: