Violencia escolar: golpearon a una chica con lesiones graves

Otro nuevo caso de violencia escolar ocurrió. Esta vez sucedió en el colegio nº 9 de Villa Lugano. Una chica de 12 años fue agredida y golpeada por tres compañeras de 7º grado. Catherine Méndez vive en Ingeniero Budge con sus cuatro hermanos y una familia humilde. Su padre es discapacitado y su mamá es el único sostén de la familia.
El hecho ocurrió un martes a la tarde a la salida del colegio en donde fue brutalmente agredida. “Me siguieron hasta la parada y me decían que tenían que arreglar cuentas”, declara Catherine. Una de las agresoras le dijo: “’Te voy a pegar hasta matarte porque te odio, te odio, te odio. Vos te haces la linda y no te das cuenta que sos una tonta”. Ella afirmaba que siempre en el colegio la empujaban pero que nunca las insultaba, simplemente hacia como si nunca hubiese pasado nada.
A dos cuadras del colegio ella se dirigía a su casa, cuando las agresoras comenzaron a perseguirla. La pegaron por todos lados, le agarraron la cabeza y se la golpeaban contra un árbol. Sus hermanitos presentes en el hecho no hacían más que desesperarse. Catherine trató de defenderse pero no pudo, su nariz sangraba constantemente. El ataque terminó cuando los padres de dos alumnos del colegio se acercaron y ayudaron a Catherine y de inmediato llamaron a la Policía.
En unos minutos llegó la Ambulancia y la trasladaron al Hospital Santoganni. De inmediato le hicieron algunas radiografías y le detectaron la rotura de la clavícula derecha y la enyesaron.
Por consecuencia de los fuertes golpes que le quedaron marcados en la cabeza, estuvo en observación durante seis horas. Esa misma noche la trasladaron hacia su casa y aseguró que no pudo dormir durante varias noches. Se quejaba constantemente y con mucha bronca decía: “No encuentro una posición para dormir”. De todos modos para un mejor control y una nueva evaluación volvió una semana después al hospital. Así fue como los médicos le confirmaron y le indicaron reposo durante 45 días.
Por ser una familia humilde y porque hay un solo sostén en la familia el gobierno aportó ayuda. A partir de entonces un transporte escolar trasladara a la escuela a sus hermanitos y una maestra domiciliaria le dará clases particulares a Catherine.
Roxana Peraza, secretaria de Educación de la Ciudad, aclaró que este hecho no se soluciona con sanciones ni tampoco con expulsiones, sino que se trabajará con la familia, los docentes y los alumnos en particular, con la ayuda de psicólogos y psicopedagogos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: