Un ejemplo sobre como actuar ante la Violencia familiar.

Los juzgados vascos tardan aproximadamente ocho meses en resolver los hechos de violencia, dentro de la familia, que comprenden tanto las agresiones de hombres contra mujeres o como aquellas que afectan en su mayoría a padres, hijos, abuelos, nietos o hermanos entre sí. El 25% de los asuntos tardan alrededor de diez días y el 50%, en menos de seis meses según un estudio realizado por el Instituto Vasco de Criminología a petición del Departamento de Justicia.

Los autores del informe han analizado 24.157 medidas judiciales tomadas entre 2004 y 2007 e incluidas en sentencias por todo tipo de agresiones, ya sean psicológicas, sexuales etc. El 80% de los casos las víctimas son mujeres, según resaltó el consejero de Justicia, Josefa Askarraga, durante la presentación del estudio, en el marco del II Congreso sobre Violencia de género Intrafamiliar celebrado en San Sebastián.

De los 4.948 infractores escrutados, el 13% es reincidente. Ha cometido dos o más delitos. “Los datos reflejan que, pese a la gravedad de las penas previstas para los delitos de malos tratos, la tasa de reincidencia es notablemente alta”. Afirmó Askarraga.

En una escala de cinco niveles, los delitos leves conforman solamente el 18% del total; los hechos de gravedad conforman el 61%; los de gravedad el 20%; los muy graves el 0,75%; y los de gravedad extrema, con resultado de muerte el 0,3%. Las medidas penales tomadas son el alejamiento del agresor respecto a la víctima (36,5%) y la prohibición que se comunique con ella (28,7%). Les siguen de lejos, la prohibición de regresar nuevamente al domicilio respectivo (3,3%), la prohibición de residir en un lugar determinado (2,3%), la suspensión de tenencia y uso de armas (2%) y finamente, el encarcelamiento (1%)

En casi el 58% de las causas judiciales estudiadas no existe la convivencia entre las personas denunciante y el agresor. Y en el 10% de los casos el denunciado es el ex novio.

Isabel Llinás, diputada del PP en el parlamento Balear y ex directora del Instituto Balear de la Mujer, puede perfectamente poner cara y sentimientos a muchos de los datos ya establecidos.
A penas llevada dos meses separada cuando su ex pareja apareció en su casa y la agredió de tal manera que la dejó en coma. Su atacante terminó en la cárcel, donde se quitó la vida por lo que es proceso judicial y no pudo llegar a su fin. “Se que esta muerto y que no volverá a hacerme daño. Aún así, cuando oigo un portazo todavía sigo sobresaltándome, además sigo mirando por el retrovisor del coche. Son gestos que te marcas para toda la vida, a fin y a cabo los puedes controlar o sobrellevar. Es duro pero si se intenta se puede dejar a tras, relató ayer en el receso del Congreso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: