Violencia en el rugby

Vamos a comentarles hechos de violencia en torno al rugby; esta información la pudimos encontrar mediante algunos corresponsales del diario LA NACION.
Ha habido dentro y fuera del rugby varios sucesos violentos que preocupan a los que dirigen este deporte, por quienes son los que integran esas peleas; algunas veces algunos jugadores. En estos últimos años, hubo acontecimientos que hicieron ver algo que supuestamente se estaba tapando, como es que distintos rugbiers estén involucrados en peleas, sea entre un grupo y otro, ataques a individuos en la vía publica, o como había sucedido en Paraná hace aproximadamente un año, que hayan sido acusados de violaciones.
Estos tipos de problemas callejeros, los suelen protagonizar diferentes jugadores de rugby, (el deporte del cual estamos hablando), y otros jóvenes. Los primeros mencionados intentando hacer superioridad por sobre los demás, debido al físico que éstos poseen. Sucesos de esta índole se vieron en diferentes puntos del país, aunque en distintos de ellos, no se los suelen denunciar a la Justicia, comisaría u otra fuerza de seguridad que esté cercana.
Nos hemos preguntado si los chicos que hacen este deporte son más violentos que otros. Si hay algo que los haga pensar que eso es una tendencia. Tenemos algunos hechos…
En Paraná, hay ciertos lugares que parecieran ideales para que ocurran sucesos como éstos. Hace unos años, se había prohibido que en la zona del Rosedal no se pueda estacionar debido a los múltiples encontronazos o encuentros que había entre chicos de entre 16 y 19 años. Pudimos encontrar casos como en el 1° de enero del 2001, que unos jóvenes de unas divisiones inferiores de un club local atacaron de una manera muy irritable a otros por intentar defender unos a sus novias. La pelea fue un hecho muy asombroso. Norberto Carrasco y Adrian Pagana quedaron inconscientes tras ser atacados con botellas; Roberto Pagana quedó con el tabique nasal quebrado, y Noel Bletter padeció la fractura del peroné izquierdo.
Por ese entonces las víctimas tenían entre 22 y 24 años. En este acontecimiento, se imputaron a 11 personas. Dos mayores de edad, siete entre 16 y 17, y otras dos menores de 16.
También en Paraná, a fines del año 2001, dos prostitutas denunciaron haber sido violadas por miembros del club Estudiantes, entre 9 y 15 integrantes.
Según explicaciones de las víctimas, cuentan que las obligaron a hacerlo muchas veces.
En marzo de 2002, en Mendoza, en la puerta de la disco Runner, en el distrito de de Charcas de Coria, ocho rugbiers de las divisiones intermedias del club Alum de Santiago de Chile, golpearon a cuatro policías de aquella provincia. Fernando Castillo, que era agente denunció que lo golpearon muy duro. Aparecieron otros tres policías que fueron golpeados con dureza.
Otro hecho sucedió en la localidad del conurbano bonaerense, Becar, Franco Ronzoni, lo golpeó una banda formado por chicos de una buena situación financiera. Le pegaron con un adoquín y le fracturaron la mandíbula. Le tuvieron que ubicar una prótesis de titanio para poder construirle de vuelta la cara. El padre de este joven hizo la denuncia y empezó un juicio que calculamos, a esta altura del partido habrá tenido sentencia para los responsables del hecho. Al declarar varios testigos, dijeron que era un chico que ahora se encuentra en la selección juvenil de rugby.
En otras ciudades, como en la Plata, un periodista platense y un ex jugador de los Tilos, Martin Carrasco, dijo que los sucesos de violencia entre los rugbiers eran muy reiterados en la década de los 80 y los 90. Protagonizadas por chicos de entre 15 y 22 años. Se dice que ahora, ya no hay demasiadas peleas como antes.
En Rosario, uno de los últimos hechos, fue en mayo de 2004, más precisamente el 24 del mismo. Un chico de unos 21 años fue golpeado por algunos jugadores de Gimnasia y Esgrima, que se trenzaron en una pelea brutal.
Por gentileza de LA NACION pudimos encontrar reportajes en boliches de la Costanera. “Estuve en algunas peleas. Puede ser que haya un aire a pelea de algunos rugbiers, porque se manejan en grupos, son violentos y no tienen demasiada diplomacia que digamos.” Contaba un tal Mariano Saworenzo, de unos 23 años, junto a sus amigos Andrés y Alexis.
“Mirá, durante mi experiencia, en todas las peleas siempre hubo un rugbier”. Dijo Almeida, en un local de Palermo.
Es que se dice que hay preocupación por ciertos dirigentes, y gente que no pertenece a estos cargos, pero no se habla, de que este deporte genere violencia. El director del área de coaching de la Unión de Rugby de Buenos Aires (URBA), dice que: “estamos analizando la cuestión de la violencia, porque cualquier situación que se produzca pareciera que la tiene el deporte en si, y no es así.

Rugby violento de selecciones y demás de algunos taclkes y demás violentos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: