El autoflagelo, y las personas que lo practican

 La autoflagelación, o mejor conocida como self-injury, es algo de lo que se habla mucho en estos días, mas que nada cuando hablamos de las tribus urbanas como los emos.
La autoflagelación es conocida como la violencia a uno mismo. Ya sea con quemaduras, cortándose, provocándose moretones, tirarse del pelo, morderse, rasguñarse y otras tantas.

Las personas más vulnerables a esta autolesión, pueden ser quienes han perdido algún pariente o alguien cercano, el divorcio, gente con problemas alimenticios, personas depresivas, introvertidas, personas que han sufrido algún tipo de abuso, ya sea sexual o emocional, entre otros.
Quienes sufren esto, suelen tomar distancia de sus conocidos y cercanos, cerrándose cada vez mas en su mundo, hablan muy poco o nada de si mismos y lo que les pasa. También suelen reprimir sus emociones, sienten que no pueden controlarlas, entonces deciden lastimarse como manifestación de estas, sabiendo que el dolor físico lo pueden llegar a soportar, no como el dolor emocional. Estas flagelaciones que se hacen, suelen tratar de esconderlas y con el tiempo se hacen mas seguidas, como una adicción. Estas personas por lo general, no quieren asimilar que tienen un problema, y se niegan a recibir ayuda o tratamiento.

Camila Araujo, Mariana Guitin y Ariadna Deon

Automutilación

Algunos critican, unos ayudan, algunos aportan, algunos descargan, varios no entienden pero otros si lo hacen.

Como adolescente, te puedo decir: no dejes que las situaciones te sobre pasen… enfréntalas, no tengas miedo a contar lo que te pasa, habla con amigos y amigas, pedí ayuda, si te animas podes hablar con tus papás o con otros allegados con quienes te sientas cómoda/o. Desahógate.

La autodestrucción, que se manifiesta en cortes, quemaduras y rasguños, es una forma de expresar el dolor, una forma no verbal de comunicación donde los sentimientos se transmiten visualmente a través del cuerpo. Generalmente, se usa para liberarse de sentimientos de rabia, ira, tristeza, soledad, rencor y dolor emocional.

No necesariamente quienes lo hacen padecen una enfermedad mental y su sufrimiento puede ser aliviado sin la ayuda de profesionales (psicólogos o psiquiatras), siempre y cuando todos los días te levantes con la misma meta: auto superarte cada día un poquito más.

A veces no es la mejor solución llegar a este extremo, y si ya no tenés más ganas de ver y disfrutar la luz del sol, y querés sacarte la bronca, el odio, la desilusión, la angustia, etc.… ¿Porqué no pegas cinco gritos? ¿Porqué elegís esta forma de lastimarte y no otra?

Te entiendo profundamente, para muchas cosas, no encontrás las respuestas exactas… pero no te olvides, que si no salís es porque no querés, porque no haces el esfuerzo de superarte día a día… se puede salir, confia en vos.